Inicio

Hornear Cupcakes en moldes de silicona

Comparte esta receta! 2 Comentarios »

Un material muy flexible

En los últimos tiempos la silicona ha revolucionado el mundo de la cocina. Este material ligero y flexible parecido al caucho es un compuesto sintético con el que se fabrican utensilios de formas y tamaños diversos. Permite hornear como en los recipientes de metal, cristal o cerámica, con resultados idénticos.

molde silicona

Por si fuera poco, es muy fácil de limpiar, apenas ocupa espacio y es prácticamente irrompible.

Con el molde de silicona para cupcakes o magdalenas se pueden realizar además pastelitos, pudines y panecillos, así como postres refrigerados o congelados en miniatura, como tartas de queso, bombas heladas y mousses. Las posibilidades son infinitas.

Se trata de un utensilio muy versátil que sin duda le dará mucho juego en la cocina.

Ventajas de los moldes de silicona

  • Soportan temperaturas máximas de 240 ºC y se utilizan en el horno como los moldes y bandejas de metal tradicionales. No requieren ninguna adaptación de las recetas ni de la temperatura del horno.
  • Están hechos de un material resistente y duradero que no se abolla, no se oxida ni se comba, al contrario que algunos utensilios metálicos.
  • Ligeros y fáciles de guardar, pueden doblarse, enrollarse, arrugarse o comprimirse para que quepan en poco espacio y, después, recuperan la forma enseguida.
  • Son aptos para el frigorífico, el congelador y el microondas, por lo que permiten hornear, guardar y recalentar en el mismo recipiente.
  • Se calientan enseguida y garantizan una cocción uniforme. Los moldes también se enfrían más deprisa que los de metal, cristal o cerámica.
  • No es necesario engrasarlos, y para desmoldar los cupcakes basta con presionarlos o retorcerlos un poco.
  • La silicona es un material inodoro que no absorbe los olores de los alimentos, por fuertes que sean.
  • Son muy fáciles de limpiar y secar, y son aptos para el lavavajillas.

Cómo utilizar el molde de silicona

Como la silicona es un material flexible, recuerde poner el molde en la bandeja del horno antes de llenarlo con la masa. De este modo le será más fácil meterlo en el horno sin que se derrame.

Póngase unas manoplas especiales para sacarlo, ya que alcanza temperaturas elevadas. Aun así, el molde se enfriará enseguida, y transcurridos de 10 a 15 minutos, podrá manipularlo sin temor a quemarse.

Se recomienda dejarlo enfriar al menos 10 minutos antes de desmoldar los cupcakes. Para que se enfríen más rápido, ponerse unas manoplas y deslizar el molde a una rejilla metálica. No levantar el molde por los bordes, ya que los cupcakes podrían hundirse y deformarse.

Cuando pueda manipularlo, desmoldar los cupcakes y dejar enfriar del todo en una rejilla metálica. Para desmoldarlas, levantar y retorcer un poco el molde y, después, empujar con suavidad los cupcakes para que salgan.

Moldes de papel

Los cupcakes salen perfectamente si los colocamos solamente en el molde de silicona para hornear, pero quedan mucho más bonitos si les colocamos moldes de papel rizados.

Forrar el molde con moldes de papel medianos o grandes, y evitar los más pequeños para que la masa no rebose durante la cocción. Si prefiere cocer los cupcakes sin moldes de papel, untar los huecos con un poco de mantequilla derretida o aceite de girasol para desmontarlos con facilidad.

Los cupcakes que se cuecen sin moldes de papel suelen quedar más pequeños. Para que queden más grandes, repartir la masa solo entre 4 huecos del molde y cocer un poco más.

Limpieza y almacenamiento

Antes de utilizar el molde, comprobar que esté limpio. Lavar con agua jabonosa templada y secar bien con un paño de papel de cocina.

Después de preparar los cupcakes, dejarlo enfriar y lavarlo con agua jabonosa templada con una bayeta suave. También se puede lavar en el compartimiento superior del lavavajillas. Dejarlo decar bien antes de guardarlo.

Si han quedado marcas del horno, dejarlo en remojo en agua jabonosa templada unos 30 minutos y después frotar suavemente con una esponja.

Con el tiempo es probable que el molde adquiera marcas que no desaparezcan aunque se frieguen. No intentar frotarlas con un estropajo, de lo contrario podría romperlo.

Una vez limpio, guardar el molde con los demás utensilios de cocina. Se puede doblar o guardar en espacios reducidos, pero es mejor guardarlo en una bolsa de plástico porque la silicona suele atraer el polvo.

Consejos prácticos

  • No intentar desmoldar los cupcakes o limpiar las marcas del horno con objetos afilados.
  • No poner el molde sobre fuentes de calor directo como la vitrocerámica ni exponerlo a la acción del fuego.
  • Si desea congelar los cupcakes en el molde, dejarlos enfriar ambos antes de meterlos en el congelador.
  • Si se comprueba el punto de cocción de los cupcakes con una brocheta, tener cuidado de no agujerear la base del molde.
  • Si no se da otra indicación, desmoldar los cupcakes y dejarlos enfriar por completo sobre una rejilla metálica. Si se dejan enfriar del todo en el molde, se humedecerán.
  • Precalentar siempre el horno a la temperatura indicada. Si el horno dispone de ventilador, bajar la temperatura de 10 a 20 ºC o seguir las indicaciones del fabricante.

2 Comentarios en Hornear Cupcakes en moldes de silicona
  1. Leticia Caligaris dice:

    Hola disculpen quisiera saber si los moldes de silicona tambien podria usarlos en un horno de cocina :?: :?: :?:

Deja tu Comentario
*No Abuses de los Emoticones, no llenes tu comentario de estos.
*Tu comentario sera visible despues de ser aprobado.
*No seran publicados comentarios que contengan ofensas o SPAM
Tu Comentario: